Programa del Ministerio de Educación y ejecutado por la UTA a través del CIDD, se desarrolla según lo esperado

Con el fin de que la Universidad realice un acompañamiento a liceos vulnerables de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, se está realizando el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior, PACE.

Este programa consta de las siguientes fases de acompañamiento y apoyo:
ETAPAS
•    Acompañamiento docente a los profesores de Lenguaje, Matemática y alguna otra asignatura que el colegio determine,
•    Acompañamiento al estudiante, la que apunta al área vocacional y psicoafectiva
•    Acompañamiento a los padres y apoderados a través de talleres.


Sin embargo, su objetivo general es promover la conformación de comunidades académicas permanentes que permitan la retroalimentación temprana y oportuna del desarrollo educativo de los estudiantes beneficiados, considerando el contexto de vulnerabilidad bajo la premisa de la plena inclusión. 
Este año la intervención se está realizando con terceros medios, para seguir el 2016 con terceros y cuartos, luego con los primeros, segundos, terceros y cuartos para finalizar acompañándolos durante sus tres primeros años en la universidad, es decir además de la gratuidad, se garantiza que su formación será de calidad.

 
BENEFICIARIOS
Recordemos que este programa beneficia a tres liceos de la región, Liceo Antonio Varas de la Barra (B-4), Liceo de Codpa, Liceo Granaderos de Putre. Además se apoyará al Colegio Marista Hermano Fernando y Liceo SS Juan Pablo Segundo, ambos de Alto Hospicio.
Liliana Hernández, directora del Centro de Desarrollo e Innovación de la Docencia (CIDD), comentó respecto al avance y como se ha ido ejecutando este programa en la región. “Hasta el momento se ha ido ejecutando bastante bien, tal cual se había establecido en la programación inicial, los colegios están todos informados, se han hecho todas reuniones según los cronogramas que se han establecido, estamos en contacto periódico con el DAEM y la seremi de Educación, quienes son la contraparte aquí en la región”, detalló la directora, agregando que “una situación similar ocurre en la ciudad de Iquique, donde se están atendiendo dos establecimientos de la localidad de Alto Hospicio”.


Liliana Hernández, también comentó respecto a las medidas complementarias que se han ido tomando para realizar una óptima ejecución de este programa. “Una empresa asesora externa de Santiago nos implementará una plataforma virtual para hacer el seguimiento de los avances de los estudiantes de tercero medio, entonces con la encuesta de medición de habilidades vocacionales y características psicosociales que se aplicará a los estudiantes, con la plataforma le haremos seguimiento un permanente”, explicó.


RECEPCIÓN
La directora del CIDD, habló además de la recepción que han tenido en los distintos establecimientos educacionales que son atendidos por este programa. “En la mayoría de los colegios hemos tenido una recepción inmediata, no obstante en otros ha costado un poco más, dado que se ha tenido que explicar muy bien los alcances del programa y todas las ventajas comparativas que este significa para los estudiantes, los profesores y para el colegio, sin embargo una vez que han visto el desarrollo de las “ganancias” antes mencionadas hemos logrado convencer  que este es un buen programa , ya que entre algunas de sus características nosotros no alteramos los horarios ni la vida interna de cada colegio”.

 
En cuanto a los estudiantes, en este momento se está atendiendo una cantidad de 196 alumnos, de los cuales 25 de ellos han manifestado un interés real de seguir con estudios superiores, lo que deja a los ejecutores del programa PACE un poco decepcionados, sin embargo esto marca una línea de partida y es ahí donde está el desafío, que es lograr que de aquí a fin de año, a medida que la intervención vaya avanzando, llegar con una cantidad superior de alumnos con interés real de llegar a la universidad.